Final de la Copa del Rey

23 mayo, 2012
Por

TdE/Juan Antonio Llopart para TdE

Uno de cada cuatro menores en España, un total de 2,2 millones, vive en hogares que están por debajo del umbral de la pobreza, por lo que por primera vez estos conforman el colectivo más pobre del país, esto es lo que Unicef acaba de comunicar en su último informe.

España tiene un porcentaje elevadísimo de menores de 18 años que viven en hogares con un altísimo índice de pobreza, hogares en los que los ingresos aportados para sus cuatro miembros están por debajo de los 11.000 euros anuales. España se encuentra así, siendo uno de los países de la Unión Europea con uno de los índices más altos de pobreza en menores de 18 años, superada solo por Rumania y Bulgaria en la Europa de los veintisiete.

Esta realidad, y otras iguales o peores, han pasado a un segundo plano en los últimos días, en las últimas horas. En efecto, parece que ahora lo más importante para los españoles no son los recortes en Sanidad y Educación, los altos índices de paro, la imposibilidad de encontrar trabajo o la peligrosa situación en la que se encuentran nuestros mayores, lo importante es un maldito partido de fútbol, el maldito opio del pueblo.

No quería escribir sobre ello, pero los silencios no son siempre buenos o adecuados.

Decía no hace mucho que “España ni se vota ni se discute”, y así es. Es más, España y todo lo español (esto incluye a todas las tierras de España, sus lenguas, tradiciones e identidades), se defiende con la razón, el sentimiento y la valentía. Por ello, es de patriotas oponerse a los posicionamientos y actitudes antinacionales de quienes insultan a España o a cualquiera de las tierras que la forman.

Quien lleva meses hablando de organizar una “reivindicación política” durante el partido de la final de la Copa del Rey son esas organizaciones independentistas catalanas y vascas que crecen a costa de su demagogia economicista, comprando voluntades desesperadas, prometiéndoles una vida más próspera en una Cataluña independiente. Su “España nos roba”, cala, y mucho, entre la inculta y desesperada masa sin abrigo alguno que cubra sus necesidades básicas. Esta claro, el independentismo crece gracias a los estómagos vacíos de quienes han visto el fin del estado del bienestar, un estado del bienestar, conviene no olvidarlo, al que siempre lo han antepuesto al bienser del individuo y al bien comunitario.

Triste realidad esta. La propuesta de esos independentistas apadrinados, entre otros, por un tal Santiago Espot (fanático de Companys y de sus checas), de pitar el himno nacional español durante el partido de futbol, no es más que una subnormalidad propia de tarados que utilizan el futbol para sus fines políticos. Y es que algunos critican lo que llaman “patrioterismo español” pero son incapaces de reconocerse en el mismo espejo donde también se refleja su “patrioterismo catalanista”, un patrioterismo que coloca una barretina a todo aquel que dice “bon día” y lo hace “catalán del año”… aunque acabe de llegar de Botswana.

Es triste, y así lo pienso, que hoy todo el mundo este hablando de las declaraciones de la “Espe” Aguirre, y pocos hablen de Bankia; es triste que las tertulias estén copadas hablando de ese partido de futbol, y pocos hablen de los cuatro mil parados diarios que ocasiona la crisis capitalista. El patrioterismo constitucional (Aguirre, Basagoiti…) ha hablado y con él han hablado también esos predicadores de la biblia separatista, como Jordi Basté, de la emisora RAC1, que utilizan las ondas para sermonear acerca del bien y del mal nacional. Ambos arengan a sus fanáticos –en el sentido peyorativo de la palabra-, ambos defienden “su” idea de España y de Cataluña; ambos se erigen en portavoces de los “españoles” y de los “catalanes”. Evidentemente hablan ambos en nombre de “su España” y de “su Cataluña”, ya que por fortuna hay muchos españoles, y ahí incluyo, claro está, a los catalanes, que nada queremos saber de sus patrioterismos banales y aldeanos. Nuestro patriotismo es místico. Nuestro patriotismo es social.

Y es que los mismos que desde el programa de Intereconomía, o de otros de la misma ralea, se escandalizan con tanto previsto grito antiespañol durante la final de copa, callan cuando en muchos campos de futbol se insulta a los catalanes o vascos, en su conjunto, cada vez que juegan contra un equipo de esas comunidades, como si esos equipos no fueran también españoles. Es curioso que muchos que hoy se escandalizan por los “Puta España” son los mismos que alegremente lanzan sus “Puta Cataluña”, escriben cosas como “que habría que meter a los vascos en un campo de fútbol y quemarlo” y sueltan las mismas, o parecidas, barbaridades contra los catalanes. Basta ver facebook o distintos foros para comprobarlo. Son los mismos que gritan al cielo cuando alguien quema una bandera española pero callan cuando se quema una de catalana (sin la estrella). Son lo mismo que esos predicadores de la biblia separatista, que callan, o lo justifican, cuando se quema una bandera española y lanzan las diez plagas contra España cuando se quema una bandera catalana. Ciertamente de psiquiátrico, o mejor, de comisaría y código penal.

El viernes no veré ningún partido. El viernes seguiré luchando en mi tierra contra las políticas antisociales de los gobiernos capitalistas apátridas. El viernes seguiré luchando en mi tierra contra los separatistas (como he hecho siempre) y contra quienes enarbolando la bandera de la unidad nacional odian y quieren exterminar mi identidad. El viernes pasará, y el sábado seguiré luchando, como tantos otros patriotas, por los derechos de mi Pueblo y por mi Patria; otros, en cambio, se olvidaran de todo, permanecerán, tras haber vociferado unas consignas u otras, en su casa; volverá su silencio ante la más que probable subida del IVA, ante nuevos recortes y subidas de impuestos… su patriotismo no es ni místico ni social, es banal, hueco, de grito fácil y de algarada de forofo.

Afirmaba Gustave Le Bon que “defender la patria es para un pueblo defender, a la vez, su pasado, su presente y su porvenir”, y no le faltaba razón. Lo que cabría responder es como entiende cada uno de nosotros esa alma nacional que representa el patriotismo. Y es que, esa alma nacional no puede ignorar a los cientos, a los miles, de catalanes, vascos, castellanos… que juntos han forjado nuestro pasado, nuestro presente y forjaran nuestro porvenir. Amputar, desde la imposición por un lado o el egoísmo por otro, el sentido y la razón de ser del alma nacional española, es un crimen cometido, por igual, por dos formas antagónicas de un mismo ser antinacional.


Comparte:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Meneame
  • PDF
  • RSS
  • Twitter

Etiquetas: , , , ,

108Respuestasa “ Final de la Copa del Rey ”

  1. Carles En 26 mayo, 2012 en 18:47

    Lo dicho los días anteriores, de revolución nada, más bien un “por los viejos tiempos”.

  2. Rodrigo Rex En 26 mayo, 2012 en 19:51

    La pregunta es ¿y ahora qué?, ¿seguiremos montando manifestaciones “unitarias” con otros temas con la misma línea política que esta? ¿Alguien se cree que esto es serio? ¿que con esto vamos a convencer a la gente? ¿seremos capaces algún día de hacer lo mismo pero sin caralsoles, brazosenalto, siegheils y todo lo demás?
    Mucho me temo que no aprenderemos, que algunos se creerán que juntando dos mil personas en Madrid ¡en Madrid! muchos venidos de fuera, por un tema como la Unidad de España, con toda la publicidad hecha, ha sido todo un éxito. En la próxima me apunto con mi bandera de la Kriegsmarine.

  3. canillejas En 27 mayo, 2012 en 0:04

    Como le gusta a la gente perder el tiempo en insultar y malmeter por internet! ayer hubo gente de todo tipo tanto estética como ideologicamente sin ningún tipo de problema entre todos, y vino bastante mas gente que en todas las ultimas manifestaciones así que es de alegrarse, alguno como le mola seguir el juego a la prensa!

  4. excalibur En 27 mayo, 2012 en 1:08

    esta oche, por primera vez en años, he visto un programa de Tele 5: el Gran debate, sobre la pitada al himno y las selecciones nacionales. Ahí se han dado cita desde Anglada a Pilar Rahola, pasando por un personaje llamado Santiago Espot, haciendo apología del independentismo. vERGüENZA me ha dado escuchar a toda esa gentuza, clamando por la ilegalización de los partidos d eextremaderecha (?). En Cualquier caso, la canción difundida en un panfleto insultando a los catalanes (supongo que sólo a los separatistas, pero queda ambiguo) por parte de los manifestantes tb es lamentable. Muy bien por el MSR no haberse sumado a esa pantomima de La Falange (no confundir con otras falanges, pero ya sabemos que los media no distinguen, por ignorancia o para meter a todos en el mismo saco).

  5. Carles En 27 mayo, 2012 en 10:10

    Y que Anglada dijera que forma parte de la libertad de expresión silbar el himno nacional? panda vendidos!! pase que esconda la bandera de España en Cataluña, pero permitir que falte al himno ya no tiene ningún pase. La tolerancia es una colaboracion con lo que se tolera.

  6. Olrik En 27 mayo, 2012 en 10:12

    Le han hehco el trabajo sucio, como siempre , al PP, al rey, a la derecha, a DENAES, ya solo falta que les apsen la mano por le lomo, como a los perritos buenos y obedientes.

  7. Hispania En 27 mayo, 2012 en 10:22

    Me sumo a lo dicho por Rodrigo Rex, al Pueblo hay que ganarlo con otras formas, no se trata de renunciar a nada, se trata de dar una imagen seria, y no dudo que en la manifestación hubiera gente sana, pero permitir banderas de las SS para no enfrentarse a quienes la llevaban demuestra la falta de voluntad política.
    Aquí no se crítica por criticar, se apostilla en aquello que hace que otros patriotas no apostemos por el “café para todo” del que algunos hacen gala.
    El programa de ayer fue muy ilustrativo. Anglada en su línea de querer agradar a todos y no agradar a nadie, me pareció un imbécil. Rahola, como siempre, verdulera impresentable que solo tiene el sillón por ser una sionista militante… lo de siempre.
    Y lo del panfleto anticatalán, de traca. Hay quien cuestiona su paternidad, pero lo cierto es que hay mucha gente que piensa lo que allí se escribe, de todas formas, dudo que la organización conociera de su existencia, en todo caso pudiera ser obra de un grupete de subnormales a los que nadie recriminó y expulsó de la marcha, dando así carnaza a la prensa y demostrando que lo de “separadores” no es un cuento, es una realidad.

  8. bombillo En 1 junio, 2012 en 21:51

    “La solución pasa por un modelo centralizado de Estado que recupere competencias y la sustitución del sistema autonómico por simples mecanismos de fomento cultural regional en la medida en que sean económicamente sostenibles dependientes del Ministerio de Cultura. Es más importante dar comida y vivienda que subvencionar bailes regionales.”

    Eduardo Arias. Presidente del NPE y promotor de la Marcha por la Unidad de España.

    Luego dirán que no hay separadores… la careta se cae cuando no aguanta la verdad, puesto que hay quien no entiende ni quiere entender.

    “Dios nos libre, señores, de envenenar otro problema nacionalista. En Cataluña hay ya un separatismo rencoroso de muy difícil remedio, y creo que ha sido, en parte, culpable de este separatismo el no haber sabido entender pronto lo que era Cataluña verdaderamente. Cataluña es un pueblo esencialmente sentimental, un pueblo que no entienden ni poco ni mucho los que le atribuyen codicias y miras prácticas en todas sus actitudes. Cataluña es un pueblo impregnado de un sedimento poético, no sólo en sus manifestaciones típicamente artísticas, como son las canciones antiguas y como es la liturgia de las sardanas, sino aun en su vida burguesa más vulgar, hasta en la vida hereditaria de esas familias barcelonesas que transmiten de padres a hijos las pequeñas tiendas de las calles antiguas, en los alrededores de la plaza Real; no sólo viven con un sentido poético esas familias, sino que lo perciben conscientemente y van perpetuando una tradición de poesía gremial, familiar, maravillosamente fina. Esto no se ha entendido a tiempo; a Cataluña no se la supo tratar, y teniendo en cuenta que es así, por eso se ha envenenado el problema, del cual sólo espero una salida si una nueva poesía española sabe suscitar en el alma de Cataluña el interés por una empresa total, de la que desvió a Cataluña un movimiento, también poético, separatista.”

    José Antonio Primo de Rivera

    (Discurso pronunciado en el Parlamento el 28 de febrero de 1934.)

Deja una contestación

Traductor

Buscador

Recomendamos…

TWITTER